¿Qué estrategias de mercado puedo seguir en mi e-commerce?

Las empresas que quieran dedicarse al comercio electrónico deben fijar una estrategia muy clara y bien definida. ¿Qué es lo que quieren conseguir? ¿A qué público objetivo van destinados sus productos y/o servicios? ¿Cómo quieren hacer llegar sus productos o servicios a sus clientes potenciales?

Existen diversos tipos de estrategias de comercio electrónico que las empresas pueden seguir. Estas son las principales:

  • Business to Business (B2B). Las operaciones de comercio electrónico se realizan exclusivamente entre empresas.
  • Business to Consumer (B2C). El negocio tiene lugar entre empresas y consumidores finales.
  • Business to Business to Consumer (B2B2C). Aquí las operaciones comerciales se realizan entre empresas pero, también, con consumidores finales.
  • Business to Employee (B2E). Destinado a efectuar operaciones comerciales entre las empresas y sus empleados.
  • Publicidad online. En esta estrategia de mercado los ingresos se obtienen mediante la publicidad. Consiste, básicamente, en construir un sitio web que consiga atraer a un alto número de visitantes, con el objetivo de ofrecer a las empresas espacios publicitarios en él: banners, pop-ups, enlaces patrocinados, etc.
  • Suscripción. En este modelo se ofrece a los clientes productos o servicios de calidad, de manera periódica, pero con la condición de que se ‘suscriban’ a los mismos mediante el pago de una cuota.
  • Freemium. Se ofrece un servicio o producto a los consumidores gratuitamente (free), pero con una versión mejorada que es de pago (premium), con el objetivo de que los clientes acaben comprando esta última. Suele ofrecerse un periodo de prueba de la versión premium por tiempo limitado, como gancho comercial.
  • Mobile Commerce. Es un conjunto de acciones de comercio electrónico enfocadas a la telefonía móvil, como el desarrollo de aplicaciones informáticas, que pueden venderse tanto a empresas como a consumidores finales.
  • E-learning. Se ofrece a los clientes formación e información de calidad, previo pago. Los clientes suelen ser los consumidores finales.

Retos de las empresas en el comercio electrónico

El principal reto al que se enfrentan las empresas que apuestan por el comercio electrónico es, sin duda, la diferenciación de producto. Actualmente un negocio rentable, en Internet, sólo se consigue diferenciándose del resto.

En este sentido algunas empresas que se dedican a la venta online han aplicado en sus tiendas online nuevas tecnologías y diseños, adaptados a las necesidades del nuevo consumidor. Otras empresas, sin embargo, sólo enfocan su negocio a la rapidez en el envío o la facilidad para hacer la compra.

Ciertamente el hecho de diferenciarse de la competencia suele ser, a la larga, más beneficioso para la empresa en cuestión. Elaborar productos y servicios específicos, diferentes, suele aparejar la creación de nichos de mercado más concretos, con clientes que sean más proclives a comprar en estas tiendas online.

Lo ideal es, en suma, perfilar bien el público objetivo al que va a dirigirse el negocio, para dirigir hacia él todas las acciones de marketing empresarial. En la red los clientes pueden estar repartidos a lo largo y ancho de Internet, o pueden visitar asiduamente blogs, foros, redes sociales o páginas webs determinadas. Encontrar dónde están los potenciales clientes y saber dirigirse a ellos adecuadamente es la clave del éxito. Eso sí, es preciso hilar muy fino para huir, también, de los nichos de mercado demasiado pequeños.

¿Tienes una empresa y quieres que te ayudemos a mejorar tus estrategias de marketing y comunicación? Contacta con el equipo de ComuniCrece y comprobarás que, si comunicas bien, crecerás seguro 😉.

Quiero mejorar mi Comunicación

Los campos marcados con * son obligatorios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.